Onalia Bueno solicita que se debata en el Senado la situación de la migración irregular en Canarias

Onalia Bueno solicita que se debata en el Senado la situación de la migración irregular en Canarias

Mogán 16-09-2020 Noticias


La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, insta a los representantes de la Comunidad Autónoma de Canarias en el Senado que se incluya como asunto del próximo Pleno la crisis migratoria en el archipiélago y concretamente la falta de recursos y espacios para la atención humanitaria y sanitaria de los migrantes que llegan a puertos como el de Arguineguín, donde actualmente permanecen bajo tiendas de campaña 155 personas.

El problema migratorio continúa agravándose en Canarias y concretamente en Gran Canaria, donde solo en la jornada de ayer arribaron tres embarcaciones irregulares con un total de 105 personas. Ante la previsión de una incesante llegada de pateras y cayucos a las costas del archipiélago, la alcaldesa Bueno sigue llamando a la puertas de representantes públicos y políticos en busca de medidas que solucionen de manera urgente situaciones como la que se manifiesta en el Muelle de Arguineguín desde hace ya 20 días.

Lo hace al comprobar que, a pesar del compromiso del presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la visita al propio puerto del delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, los migrantes continúan hacinados en la instalación, pernoctando sobre una manta en el suelo, compartiendo una ducha y soportando jornadas que han pasado de superar los 40 grados centígrados a sufrir la inclemencia del viento y la humedad.

La edil moganera recalca la necesidad de la creación de una mesa de trabajo en la que participen todos los representantes de las entidades implicadas para acabar con la improvisación en la toma de decisiones en este asunto. Hace unos días, cuando los migrantes en el Muelle de Arguineguín superaban los 400, comenzó el proceso de desalojo de estas personas a establecimientos alojativos debido a la falta de otros espacios acondicionados, una medida que ha sido posible por la escasa actividad turística en la isla, y de carácter provisional si los hoteles y complejos de apartamentos pretenden reabrir sus puertas para la temporada de invierno.