El kiosko del casco histórico de  Mogán volverá a la vida

El kiosko del casco histórico de Mogán volverá a la vida

Mogán 05-06-2020 Noticias


El Ayuntamiento de Mogán rehabilitará y acondicionará el popular kiosko de la plaza Sarmiento y Coto para su uso como bar-cafetería con una subvención de 31.146,48 euros del Cabildo de Gran Canaria. Con esta actuación, el kiosko, en desuso desde hace 27 años, volverá a abrir al público y contribuirá a revitalizar el casco histórico, donde próximamente también se inaugurará el Centro Sociocultural.

Esta edificación, cuyos planos datan de 1949, se encuentra en un estado precario de conservación con desprendimientos de los recubrimientos, además de estar apuntalado y fuera de servicio, siendo imprescindible su intervención total para su recuperación y puesta en marcha.

Los trabajos consistirán en la renovación tanto del revestimiento como de los recubrimientos de hormigón y la reparación de las armaduras oxidadas. Asimismo, se reforzará la estructura de la edificación, se sustituirán todas las carpinterías, se colocará nuevo pavimento en su interior y se enfoscarán y pintarán sus paredes.

También se dotará al local de cocina, de una nueva instalación eléctrica, así como de fontanería y saneamiento. Esto permitirá que el kiosko pueda ofrecer un servicio de bar y cafetería a todos los que visiten la plaza, donde se encuentra la Iglesia de San Antonio de Padua, la Casa Consistorial del Ayuntamiento de Mogán y, dentro de unas semanas, el Centro Sociocultural que acogerá la celebración de espectáculos, exposiciones y el desarrollo de los programas específicos de las Escuelas Artísticas de Mogán.

De esto modo, el kiosko de la plaza Sarmiento y Coto volverá a ganar presencia como punto de encuentro, ya que junto a este a lo largo del año tienen lugar eventos destacados como Expo-Mogán, o actos y actividades de las Fiestas Patronales de San Antonio El Chico y del programa de Navidad, entre otros.

El kiosko es unos de los edificios emblemáticos del municipio, por el que los moganeros y moganeras guardan especial cariño porque representa reunión, celebración, familia y tradición. Cuando la rehabilitación se ejecute, los vecinos y vecinas volverán a disfrutar de él en todo su esplendor.